domingo, 6 de abril de 2008

QUE NO SEA DEMASIADO TARDE

Elisabeth Kubler Ross, eminencia mundial en el acompañamiento de enfermos terminales, explica que la gran mayoría de ellos, cuando se les pregunta que hubieran hecho en su vida que no hicieron, suelen contestar 2 cosas:

La primera es que les hubiera gustado arriesgarse más en algún momento de su vida y el segundo es haberse reconciliado con algún familiar cercano.

No voy a descubrir la importancia de la familia en nuestras vidas, pero en ocasiones con nuestro comportamiento demostramos lo contrario. El ritmo de vida en el que estamos inmersos no favorece en nada el "cuidado del amor familiar" y poco a poco nos vamos dejando, circunscribiendo nuestro amor familiar a nuestra pareja e hijos.

Igualmente,nos cuesta expresar nuestros sentimientos, sobre todo verbalmente. El arrancarnos un "Te quiero" es una misión casi imposible, aunque internamente las palabras no hagan justicia al sentimiento. Y si eres un hombre, el asunto se complica. Un hombre que es capaz de expresar sus emociones.... uhhhhhhh, es algo raro, no está demasiado bien visto, NO ES DE TÍOS!! Nos puede hacer vulnerables y hemos de huir, claro.

Para finalizar me gustaría que no dudemos en decir a nuestros familiares y amigos, cuanto les queremos y apreciamos, si así lo sentimos, ya que el tiempo pasa y puede que llegue un momento en que queramos expresarlo.... y no podamos. Mirad el vídeo.

Que vaya bien!

video