lunes, 24 de noviembre de 2008

YES, WE CAN


Erase la historia de un niño que nació de un matrimonio entre un africano y una norteamericana. El matrimonio comenzó residiendo en Hawaii, y al poco tiempo se separó.

El niño creció y se crió con su madre en Hawaii, y por algunos años en Indonesia. Luego, se trasladó a Nueva York, donde se graduó de la Universidad. Aplazó su estudios de derecho y se trasladó a Chicago, donde encabezó un grupo relacionado con la iglesia, que trabajaba para mejorar las condiciones de vida en los barrios afectados por el crimen y el desempleo. El grupo tuvo algún éxito, pero el joven ya se dio cuenta que para realmente mejorar la vida de la gente en esa y en otras comunidades, se necesitaría no solamente un cambio a nivel local sino un cambio en las leyes y en la política. No lo tenía fácil, al menos partía en desventaja respecto a otros.
Completó el programa de derecho de la Universidad de Harvard, donde se convirtió en el primer presidente afroamericano de la Revista de Leyes de Harvard ("Harvard Law Review").
Probablemente, cualquier otro en su lugar se hubiera dicho: “Chico, menuda carrera profesional has conseguido. Confórmate. Eres un tipo de raza negra. Seamos realistas. ¿Qué más puedes conseguir? No me merece la pena. Acomódate. Disfruta”. Pero este chico tenía la mente enfocada en un lugar muy concreto….
Se presentó como Senador en el estado de Illinois... y salió elegido. ¿se frenó aquí? No, el tenía una visión clara de dónde quería estar.
Y se presentó a unas primarias, donde competía nada más y nada menos con Hillary Clinton, posiblemente la peor contrincante a la que te podrías enfrentar en este tipo de contienda …. Las ganó y se convirtió en candidato demócrata a las elecciones presidenciales de 2.008.
Probablemente, cualquiera se hubiera dicho a si mismo: “Guaauuu, menudo logro has conseguido. Enhorabuena. Eres el mejor. Pero, ¿realmente piensas que vas a ganar las elecciones?. Olvídate. Nunca un negro ha sido Presidente del país. No sueñes tú con serlo. Confórmate. Ya has llegado demasiado lejos”.
Pero insisto. Este tipo tenía un objetivo, un sueño en su vida desde que en la guardería le preguntaron qué quería ser de mayor. El 5 de noviembre de 2.008 Barack Obama se convirtió en el primer presidente afroamericano en la historia de los USA.
Personas como Obama que continuamente desafían los límites de lo imposible son los que hacen avanzar a la sociedad e inspiran a otras personas a replantearse las barreras que los impiden lograr sus objetivos. Walt Disney decía que “Todos podemos alcanzar nuestros sueños si tenemos el coraje de perseguirlos·, y Obama desarrolló un plan de acción masiva para lograr su sueño. Recordad SIN ACCIÓN NO HAY RESULTADOS.
Dos han sido los lemas de la campaña de Obama, “Yes, We Can” (Si, podemos) y “Believe” (Cree). Estos lemas son perfectamente aplicables a cualquier entidad, institución, empresa, persona. En mi humilde opinión, una organización en la que todos sus miembros creen en lo mismo, en un único objetivo, en una única visión, en un único sueño, y actúan enfocados y alineados con él, se convierte en imparable, por mucho que las circunstancias externas que la rodeen sean extremadamente hostiles.
Virgilio dijo una vez “Pueden porque creen que pueden”…. ¿Empezamos a hoy mismo, en este mismo instante en el que estás leyendo estas líneas, a creérnoslo? La respuesta es evidente…. YES, WE CAN.