lunes, 25 de octubre de 2010

Teoría de la Enana Blanca


Las estrellas, esos cuerpos celestes tan maravillosos que observamos al mirar el cielo, existen porque hay un equilibrio entre la temperatura de su núcleo (que empuja a la estrella a extenderse) y su fuerza de gravedad (proceso de contracción). En el momento, en que la temperatura del núcleo desciende, la estrella entra en colapso, y empieza a contraerse formando una Enana Blanca. En este punto la situación puede quedar aquí.. o continuar con la contracción hasta dar lugar a un agujero negro.

He identificado este mismo proceso en personas y organizaciones, es decir, en un momento determinado se produce una situación puntual de colapso, que da comienzo a una espiral de contracción (falta de confianza, problemas familiares, reducción de las ventas, ausencia de creatividad, desmotivación, falta de actitud...), formándose una Enana Blanca. Al igual que ocurre con el ejemplo astronómico, he constatado que el proceso puede seguir evolucionando y dar lugar al tan temido agujero negro, de lo que no hay nada que pueda escapar de él( pareja, hijos, familia, amigos, empleados, ...). Aquella estrella que en su día brillaba tan luminosa, se fue, desapareció.

La buena noticia es que las personas podemos revertir este proceso y hacer que una Enana Blanca vuelva a lucir brillante en el cielo. Es más, conozco más ejemplos de personas que toman la firme determinación de elegir cuál va a ser su futuro y lo consiguen (Grandes soles), que las que tiran la toalla y se abandonan a su suerte (tristes agujeros negros).



P.D.- Después de un tiempo demasiado largo, in my humble opinnion, he vuelto. Este post está dedicado a Paco Hernández, alumno de la certificación de coaching Córdoba-Sevilla.